miércoles, 14 de enero de 2009

La cucaracha - Javier Ortiz


…Y cuando despertó: seguía siendo una cucaracha.

***

…Y cuando despertó: seguía siendo una cucaracha. Se lamentó; el sueño de hombre había terminado.

***

…Y cuando despertó: seguía siendo una cucaracha. Se lamentó; el sueño de hombre había terminado. De pronto: una pisada firme; sintió toneladas sobre su cuerpo, la mente anticipó lo que venía, y quiso, tan sólo, ¡seguir siendo una cucaracha!

3 comentarios:

ZitroFr dijo...

muy bueno, a veces uno quisiera ser como otro hasta que te pasan este tipo de cosas, muy buen minicuento

Javier Alfaro Martínez dijo...

"Sublime existencialismo"

Javier Ortiz dijo...

ZitroFr: que bueno que te haya gustado, ojalá y te hagas lector habitual de este blog... Javier Alfaro Martínez: como siempre, tus comentarios muy ecuánimes.

¡Saludos!